Consejos para el tratamiento de cavitación:

·  Antes de realizar cada sesión del tratamiento es conveniente beber bastante agua ya que actúa como conductora de los ultrasonidos.
·  Después de cada sesión se debe favorecer la expulsión de la grasa líquida; es conveniente beber abundante agua para provocar una expulsión por las vías urinarias.
·  Alcanzarás unos mejores resultados si compaginas el tratamiento con una dieta saludable.
·  Realizar ejercicio moderado a diario y desterrar todos tus hábitos más sedentarios te ayudará a prolongar el efecto durante más tiempo.