Contraindicaciones

La cavitación no es recomendable cuando existen enfermedades renales y hepáticas, cuando hay enfermedades activas en la piel, durante el embarazo y lactancia, en casos de hipercolesterolemias o en personas que llevan marcapasos o prótesis metálicas.